Actuar como la máxima autoridad jurisdiccional local e impartir justicia electoral en el ámbito estatal, mediante la tramitación y resolución de los distintos procedimientos, juicios e impugnaciones que se presenten contra actos y omisiones en materia electoral local, acciones sancionadoras y juicios laborales electorales.

Constituirse en un órgano vanguardista en la materia de impartición de justicia electoral como máxima autoridad jurisdiccional.

  • Consolidar la impartición de justicia en materia electoral.

  • Promover y fortalecer la gobernabilidad democrática.

  • Impulsar la justicia abierta como mecanismo de apertura institucional.

  • Fortalecer la igualdad sustantiva para combatir la discriminación histórica hacia sectores vulnerables, entre ellos, mujeres y comunidades indígenas.

  • Propiciar la administración responsable y eficiente de los recursos.